facebook twiiter youtube Nestle tv
Contacta con nosotros Home
Nestlé

© 2007 Nestlé España. Privacidad Marcas registradas por Société des Produits Nestlé, S.A. Vevey (Suiza)

ABC de la buena alimentación

El agua, tu aliada siempre

La función del agua

Botella de agua Nestlé Aquarel
De todas las bebidas, el agua es la que tu cuerpo prefiere. Tus células, tus tejidos, tu sangre... están principalmente compuestas por agua. Por eso, ¡tu cuerpo la necesita todos los días! El motor que funciona con agua ya existe: ¡es tu organismo!.
 
Entre el agua y nosotros, existen muchas afinidades: ¡del 60 por ciento al 65 por ciento del peso del cuerpo de un adulto se debe al agua que contiene! Es la prueba de cuánto necesita el organismo el agua para su buen funcionamiento. El agua, componente de la sangre en un 79 por ciento, permite el transporte de nutrientes, vitaminas, minerales y oligoelementos hacia las células. Mediante su evaporación (transpiración y perspiración), garantiza nuestra regulación térmica. Además, participa, mediante la formación de la orina, en la eliminación de las impurezas ayudando a los riñones en su vital trabajo de filtración.
 
 
Cada día
Eliminamos agua por perspiración (pérdida no perceptible de sudor) y transpiración, expiración de vapor de agua mediante la respiración, orinas y heces. De esta forma, al menos 3 litros de agua se pierden por día sobre los 40 a 50 litros que componen nuestro cuerpo. A este ritmo, ¿qué quedaría de nosotros si no la reemplazáramos?
 
Los alimentos nos permiten reemplazar 0,9 litro (de 0,5 litro a 1 litro), nuestro cuerpo produce 0,6 litro (agua endógena) mediante la combustión de grasas y glúcidos. Resta encontrar, cada día, 1,5 litros de agua. Es exactamente la cantidad que debemos beber cuando se vive en un país con clima templado. Y mucho más si hace calor y las pérdidas aumentan debido al sudor. La sensación de sed es el resultado, ante todo, de la constatación por parte de nuestras células de un déficit hídrico.
 
Incluso sin beber, sin comer y sin hacer ninguna actividad, perdemos de todas formas 1,2 litros de agua que es imperativo reemplazar para sobrevivir. Perdemos sobre todo aproximadamente medio litro de agua durante la noche. Por eso, es importante beber por la mañana, al despertar y antes del desayuno.
 
 
El agua en tu cuerpo
 
Agua absorbida:
• el agua de las bebidas (1,5 litro/día)
• el agua de los alimentos (0,9 litro/día)
• el agua producida por la combustión de los alimentos (0,6 litro/día)
 
Agua utilizada por el organismo:
• la saliva: alrededor de 1 litro por día
• los jugos gástricos: entre 2 y 2,5 litros
• la bilis: 0,5 litros
• los jugos pancreáticos: 0,7 litro
• secreciones intestinales: alrededor de 3 litros
• la sangre contiene alrededor de 3 a 4 litros de agua
 
El agua expulsada:
• respiración (0,5 litro/día)
• perspiración y transpiración: 0,9 litro
  (más en caso de transpiración debido al calor)
• orina (1,5 litro/día)
• heces (0,1litro)
 
 
EL DATO: El agua bloquea la absorción del ácido oxálico (una sustancia tóxica e incolora cuyas sales se encuentran en ciertas plantas ácidas como las espinacas, el ruibarbo, los espárragos y la acedera).
 
 
Deshidratación: ¿grave o fatal?
Nadie puede quedarse sin beber más de 2 a 5 días. La deshidratación constituye un riesgo mayor para todo el mundo, pero sobre todo para los bebés (el agua representa en promedio el 75 por ciento del cuerpo del bebé), las personas de edad avanzada y los deportistas. Una pérdida del 10 por ciento al 15 por ciento de agua del cuerpo puede ser mortal. Asimismo, son de temer otras repercusiones de la deshidratación sobre el organismo que pueden tener graves consecuencias: dolores de cabezas, pérdida de conocimiento, alteración de los reflejos al conducir…
 
Eliminación: un caudal para dos riñones
Permanentemente la sangre está filtrada por los riñones, que le quitan sus impurezas. Cuanto más importante es el caudal de sangre filtrada, mejor es el funcionamiento de los riñones y su trabajo de filtración. Por eso, es necesario beber. Por el contrario, un consumo insuficiente de agua puede acarrear infecciones urinarias y provocar la formación de cálculos.
 
 
MUY INTERESANTE
 
* Agua y crecimiento infantil: Una investigación reciente ha concluido que
   los niños que no pueden ingerir agua en buenas condiciones tienden a
   ser más bajos y a experimentar más episodios de diarrea.
   (Fuente: The Lancet 2004;363:112-118)
 
* Tan malo es el exceso como el defecto: Beber demasiada agua es
   peligroso porque el organismo no puede excretar ese exceso de fluido, lo
   que produce un tránsito anómalo de fluidos en el organismo que puede
   producir una inflamación cerebral que provoca daños irreversibles al
   ar el cerebro en contacto con las paredes del cráneo.
   (Fuente: Military Medicine 2002; 167: 432-434)