facebook twiiter youtube Nestle tv
Contacta con nosotros Home
Nestlé

© 2007 Nestlé España. Privacidad Marcas registradas por Société des Produits Nestlé, S.A. Vevey (Suiza)

ABC de la buena alimentación

5 comidas al día

5 comidas al día

Chica indicando el número cinco con la mano
Los expertos en nutrición recomiendan, siempre, hacer entre cuatro o cinco comidas al día: el desayuno, el tentempié, la comida, la merienda y la cena. Si lo prefieres puedes planificar tus menús semanalmente y cuando hagas la compra prepara una lista en la que no falten alimentos de los siguientes grupos: hidratos de carbono, proteínas y vitaminas.
 
Algunas investigaciones han demostrado que si la cantidad de alimentos que conforman una dieta se consume en una sola ingesta se gana peso por lo que la absorción de nutrientes no es tan efectiva. Así, los mismos estudios han demostrado que distribuir las necesidades alimentarias en varias comidas al día ayuda a controlar el peso corporal.
 
 
1 kcal es la cantidad de calor necesaria para elevar en un grado centígrado la temperatura de un litro de agua. En dietética se usa la "kcal 15", que es la cantidad de calor precisa para elevar la temperatura de un litro de agua de 14,5 a 15,5 grados centígrados.
 
Los expertos en nutrición recomiendan que, en caso de no requerir una alimentación especial, se deben incluir diariamente alimentos de los siguientes grupos: leche y derivados lácteos; cereales, derivados y legumbre; verduras y hortalizas; frutas; carnes, pescados y huevos; grasas y aceites.
 
 
¿Sabes cómo repartir la ingesta de alimentos a lo largo del día?
 
El gráfico de la alimentación te orienta sobre el porcentaje de energía que es recomendable consumir en cada colación. Tus necesidades energéticas han de cubrir tres puntos básicos: las necesidades de mantenimiento, las de costo de la actividad física y el efecto térmico de los alimentos. 
 
 
Cada persona tiene unos requerimientos nutricionales específicos llamados DRI (Dietary Reference Intakes) o Ingesta Dietética de Referencia. Recopilan las cantidades recomendadas para distintos nutrientes con el fin de prevenir deficiencias que provoquen enfermedades nutricionales. Están establecidos para grupos de personas sanas; no están dirigidas a las necesidades individuales ni a las personas con requerimientos especiales y son valores orientativos.